Un esfuerzo inédito

El deber ser periodístico suele chocar con la realidad de la actividad cotidiana. El reportero, el editor —afrontémoslo— por lo general se supeditan a intereses comerciales de la empresa para la que trabajan. No obstante, el aliento a la discusión sobre el ejercicio ético y en pro de mejores prácticas como informadores nunca esta de más ni deja de ser enriquecedora para quien quiera adoptar un código mínimo en su labor cotidiana.
Acaba de caer en mis manos un excelente texto denominado Propuesta de indicadores para un periodismo de calidad, un trabajo auspiciado por la Red Periodismo de Calidad, la Fundación Trust for the Americas de la OEA, la Universidad Iberoamericana, la Fundación Prensa y Democracia México y USAID.
Además de que en él participan dos amigos entrañables, Jacinto Rodríguez Munguía e Ignacio Rodríguez Reyna, el volúmen de no más de 150 páginas ofrece un balance muy actual de la situación del periodismo en el país, en un texto indispensable de Juan Humberto Vital, quien además de referirse a la relación medios-audiencia y autoridades-medios inicia una rica discusión sobre las empresas periodísticas y su relación con los profesionales a quienes contratan.
Los autores proponen, de manera muy esquemática, 23 categorías de análisis, desarrolladas a partir de foros de discusión y experiencias internacionales que permiten evaluar la calidad en el trabajo de los medios. No sólo se alude a aspectos como los hábitos y preparación de los trabajadores de la comunicación, los códigos de ética profesional o los mecanismos de contrapeso, sino que se pone a discusión, incluso, la transparencia en las políticas de contratación de personal y los criterios en la diferenciación salarial.
Igual de interesante resulta lo referente a la construcción y procesamiento de la información, el uso de las fuentes anónimas y la utilidad para el público de esa información.
Se trata de un texto sabroso, para generar diálogo. Los periodistas de falsa vanguardia que buscan interlocución con el poder y primeras planas de relumbrón, más que convertirse en sujetos confiables no resistirían un mínimo análisis a la luz de esta propuesta.
Como dice Nacho Rodríguez Reyna, éste es un esfuerzo inédito.

Anuncios

Un comentario en “Un esfuerzo inédito

  1. si.. si que es díficil.

    pero ni modo. ya lo estudié.

    ni modo que ahora sea astronauta.

    saludos.

    y sorry, no te había visitado en un rato, ,,pero más vale tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s