Crónica y sus clases de moral

Además de desvivirse en elogios por cómicos como Jorge Kahwagi, al editor de deportes de Crónica, Édgar Valero, ahora le ha dado por erigirse en guardián de la moral pública.
En su edición de hoy, el mencionado diario publica en su contraportada un texto que haría ruborizar a cualquiera y que pareciera más producto de las telarañas que hay en el techo de esa redacción.
El asunto es así: tal como muchas actrices, deportistas e incluso mujeres de la política lo hacen hoy en día, la gimnasta tapatía Cynthia Valdés aceptó hacer una sesión fotográfica para el diario deportivo Récord, en la que aparece en ropa interior. La nota del reportero Carlos Horta es clara en que Cynthia es mayor de edad y en que estuvo todo el tiempo de acuerdo con lo que se publicó de ella. Sin embargo, lo que se lee es de terror; no sólo se recurre a frases como “la moral queda de lado”, sino que se acusa a Récord de “corromper la inocencia de jovencitas” y de venderlas “como si se tratara de artistas porno”, además de que se insiste varias veces en que la gimnasta fue engañada. Para rematar, se recurre a fuentes anónimas para filtrar la versión de que a las deportistas se les ofrecen viajes a Miami o guardarropas de lujo con el fin de que posen —juro que así lo dice— de manera sugerente y poco ética.
El burro hablando de orejas. Pero no se preocupen, apenas Kahwagi decida darnos otro show de cantina, Valero dedicará ríos de tinta y espacios radiofónicos para desagraviar a su jefe.
A continuación el texto completo publicado por Crónica:


Sigue leyendo este artículo

Cuando se pierden los objetivos periodísticos y el morbo es el principal argumento por el cual se trabaja para un medio de comunicación, la moral queda de lado y todo se vale, hasta corromper la inocencia de jovencitas que siendo deportistas exitosas, de pronto son vendidas como objetos de deseo, como si se tratara de artistas porno.
El último caso, y que ha desatado una gran polémica, es el de la exitosa gimnasta, multimedallista centroamericana, la tapatía Cynthia Valdés, que fue fotografiada en el interior de las instalaciones del Centro Nacional de Alto Rendimiento, (CNAR), donde engañada por un periódico deportivo capitalino, aceptó posar en ropa interior, para un reportaje que inicialmente se le había ofrecido sería tipo pasarela, recordando que tiene aspiraciones de convertirse en modelo cuando concluya su carrera deportiva.
Valdés, originaria de Guadalajara tiene 19 años y fue engañada según expresó su entrenadora Mónica Guzmán, pues la idea que les habían ofrecido era otra. “Fue sorprendida por el fotógrafo de Récord, Emmanuel Campos, porque al principio le propusieron una sesión de fotografías en ropa de vestir, algo normal, sin minifaldas, con ropa ocasional, ellos nunca mencionaron que fueran con esa clase de vestimenta, Cynthia se vio comprometida y se aprovecharon al decir que tenían prisa, y bueno, “tómate rápido las fotos, ponte esto, y ya…” No es otra cosa que abusó de confianza”.
El fino renglón de si se trata de gente mayor de edad o no, radica en que la gimnasta viene de una sociedad tradicionalista por completo como es la tapatía y por ende, al ser hija de familia, su comportamiento es más el de una niña, que el de una adulta.
El presidente del Consejo del Deporte del Estado de Jalisco, el doctor Carlos Andrade, señaló que “no se trata de un asunto ilegal, pues ella aceptó y en ese periódico ya venían dándose este tipo de fotografías, pero nunca se había dado esa polémica, como lo de Cynthia, tal vez por su imagen, que parece más pequeña de lo que es, y por la belleza misma, si ha causado un gran revuelo. Pero esas fotos, fueron aprobadas por la gimnasta”.
Luego agregó que “la sesión fotográfica le causó muchos problemas con sus padres, porque se decía que la familia de Cynthia estaba demandando al periódico, pero creo que quedó en una fuerte regañada”. Finalmente apuntó que: “en lo que no estoy de acuerdo, es que hayan ocupado al CNAR, como estudio de fotografía”.
Fuentes que prefirieron guardar el anonimato, señalaron que entre lo que se le ha ofrecido a algunas de estas deportistas, para que posen de manera sugerente y poco ética para su condición de deportistas amateurs, se incluyen viajes a Miami o guardarropas de lujo, además de favores y “buena voluntad” en el trato de la información relacionada con ellas.
La familia Valdés prefirió guardar silencio en el bochornoso acontecimiento, que provocó que, al menos por el momento, las autoridades de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), decidieran impedir la entrada de reporteros y fotógrafos de ese medio a las instalaciones del CNAR.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s