La espantosa realidad

Esta nota aparece en la edición de hoy de Zócalo de Monclova. Habría que pensar si ahora sí ya tenemos razones para morirnos de miedo.

Un grupo de menores, que presumen formar parte de los “zetas” causó destrozos en una de las aulas del kinder Nazario Ortiz Garza, provocando preocupación e incertidumbre a la directiva toda vez que en paredes y puertas dejaron leyendas advirtiendo que se habían robado a un menor al cual no regresarían hasta en tanto no les pagaran 5 mil pesos.
Por las huellas que dejaron en el lugar del desman se presume hayan sido niños de entre siete y ocho años de edad.
Los hechos en esta institución ubicada en la colonia Campestre de Estancias, detalló Laura Ramírez Rocha, se registraron desde el domingo, ese mismo día una vecina del plantel solicitó la presencia de las autoridades policiaca pero no atendieron el llamado.
Sin embargo, ayer la directora y docentes acudieron a la institución y vía telefónica solicitaron la presencia de autoridades para que realizaran una investigación que permitiera dar con los culpables.
Hasta el lugar de los hechos acudieron elementos de la Preventiva Municipal y la Procuraduría General de Justicia, quienes procedieron a realizar un peritaje de los daños causados a este plantel.
Transcendió que los destrozos causados en un salón, así como las leyendas donde amenazan a una maestra de entregarles 5 mil pesos para regresarles a un niño que supuestamente raptaron, fueron realizados por niños de entre siete y ocho años de edad, esto basándose en huellas que dejaron en salón.
Con la letra típica de un niño, quienes realizaron los destrozos colocaron en algunas paredes leyendas que a la letra decían: “Somos los setas (sic) robamos un niño, dénos 5 mil o no lo regresamos”. También fue encontrada otra leyenda que versaba: “Maestra, si quiere a su alumno dénos 5 mil pesos, pero somos los zetas”.
Y aunque quedó establecido que estas consignas, además de otras que resultan impublicables fueron realizados por menores de edad, la directora de esta escuela manifestó que es una situación que no deja de preocuparles porque es responsabilidad de ella y de los maestros el cuidado de 110 niños.
Reconoció que hace cuatro años sufrieron el robo de algún equipo que repusieron a través de la póliza de seguro con la que cuentan las escuela, aunque esta vez dijo que aparentemente no se robaron nada. Sólo causaron destrozos a una de las aulas volteando el mobiliario, vaciando resistol por el salón y pintando paredes y ventanas.

Anuncios

4 comentarios en “La espantosa realidad

  1. inches zetitas al ratito regresan, ke tan lejos pueden ir…

    las nalgadas ke les esperan en sus casas a los zetitas

  2. Cierto. Se trata de una nota publicada por La Jornada, en abril pasado. Los niños incluso provocaron una movilización policiaca.

  3. Eso me recuerda algo que pasó hace poco en Cancún con unos chavitos que jugaban a los “levantones”. Además de un caso en Chilpancingo, donde un grupo de chavos de prepa, se disfrazaron de policías, se treparon a una camioneta y andaban amenazando a los automovilistas con “levantarlos”. ¡Ay wey!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s