Para qué sirven las sotanas

La respuesta a tal cuestión es —a juzgar por lo que recientemente nos han mostrado los altos jerarcas de la Iglesia Católica— para ocultar su falta de testículos. Y es que en medio de los escándalos que involucran a estos autodenominados representantes de dios en la Tierra, el cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, nos sale con que, al menos él, sus abogados y el Vaticano saben quién fue el autor intelectual del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo.
“Sabemos muchas cosas, pero dado que son gente poderosa en la política, no salen a la luz para permitirle saber a la gente quién cometió este terrible acto”, explicó en Nashville, durante la convención anual de los Caballeros de Colón, en declaraciones que recogió la agencia católica ACI Prensa. Y agregó: “Los políticos que estuvieron involucrados en el tráfico de drogas ordenaron el asesinato, esa es la razón”.
Ojalá lo hubiera dicho hace 14 años, cuando nos interesaba y no ahora que urge tender cortinas de humo para tapar los abusos sexuales y las complicidades de sus sacerdotes y obispos. Qué pena que estos fariseos sólo muestren su hombría cuando se trata de agredir a homosexuales, a miembros de otras iglesias y a mujeres. Ancianos vergonzosos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s