Un profundo entendimiento de los problemas del mundo: los niños son como gatitos

El cantante puertorriqueño Ricky Martin es un buen ejemplo del grado de cretinez de algunas figuras de la farándula que se han encontrado que la responsabilidad social es muy cool. Según una nota del USA Today, el cantante se ha propuesto adoptar niños y, si es posible, quiere uno de cada continente para formar una familia multicolor. “Es algo que quería empezar este año —dice la declaración textual—, una familia de muchos colores”. Esto por sí solo debería aterrar a UNICEF, organismo que lo designó su embajador de la buena voluntad; la sensibilidad de estos estúpidos los hace ver el mundo de los niños como una tienda o un refugio de animales, donde uno escoge el color del gatito. Es un pendejazo. Punto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s