El México amistoso y hospitalario que sólo existe en nuestras mentes

Al parecer, la noticia de que Rigoberta Menchú había sido sacada de un hotel en Cancún por trabajadores del lugar que la confundieron con una vendedora ambulante resultó falsa. La versión fue difundida por David Romero Vara, conductor del noticiario del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, quien aseguró haber sido testigo de cuando el personal de seguridad intentó sacar por la fuerza a Rigoberta Menchú de la recepción del hotel. El asunto creció a tal grado que medios al otro lado del mundo como El País, de España, recogen el presunto incidente.
Más allá del hecho, lo que hacía verosímil la nota es que estos casos no son raros en nuestro país. Los mexicanos somos homófobos, racistas, xenófobos e hipócritas; nos encanta autodefinirnos como amigables y hospitalarios, pero lo cierto es que estamos a años luz de ser las edecanes del planeta Tierra. Una discusión interesante se ha armado en el blog de Eduardo Arcos, a quién por supuesto, varios mexicanos le niegan el derecho de opinar al respecto por el pecado infortunio de no tener sangre azteca, lo cual —supongo— no lo hace digno de hablar de un pueblo tan amigable y hospitalario.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s