Pero qué necesidad

Tiene razón Roberto Madrazo cuando afirma que las críticas de las que ha sido objeto por cortar camino en la Maratón de Berlín han sido absolutamente desproporcionadas y que están originadas mayoritariamente en la ignorancia de lo que pasa en estas pruebas. El político ha sido comidilla de viejas güevonas y de un montón de infelices panzones que ni siquiera alcanzan a entender la “trampa”; por eso mismo, la indignada voz del coordinador de los diputados del PRI, Emilio Gamboa, quien cree que Madrazo le debe una explicación a México (!) es doblemente ridícula.
No haber completado 15 kilómetros de carrera no lo hace un corrupto; sin embargo, haber ganado la competencia y ponerse en posición de que el comité organizador lo descalifique sí hace pensar que es un tipo muy poco inteligente por exponerse tan voluntariamente al oprobio. Todo está en que esta conducta embona perfectamente con su imagen.
Así, Madrazo tuvo una oportunidad inestimable para quedarse callado, pero decidió salir con una carta en la que, buscando explicar lo que sucede en el campo deportivo, no hace sino detallar su ideario político. No puede llamársele trampa a lo que es una práctica habitual, dice.
Por eso ahora no puede quejarse y salir en la misma carta con que las críticas intentan restarle apoyos a su nuevo proyecto, la Fundación “Marathon”. Él y sus desastrosas justificaciones le pusieron en la madre, nadie más. ¿Qué necesidad había?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s