La crisis (definitiva) de Monitor IV

José Gutiérrez Vivó sabía que tenía el tiempo contado. Desde meses atrás había vendido las instalaciones de Diario Monitor en la colonia Doctores, a la Procuraduría General de la República y la dependencia esperaba su entrega el lunes 16 de febrero. En perjuicio de cientos de trabajadores, a quienes sin falta se les descontaban sus aportaciones, el empresario dejó de pagar por años las cuotas correspondientes al IMSS, Infonavit, SAR y Fonacot. Hasta el último momento se exhibió como víctima de acoso del Servicio de Administración Tributaria, ante los requerimientos y las ejecutorias de embargo para garantizar el pago por sus adeudos.
El 15 de enero, en la primera plana del diario, Gutiérrez Vivó registraba las “amenazas” del Instituto Mexicano del Seguro Social, el cual le había notificado la víspera, mediante un oficio, que a las 11:00 horas de ese día se presentaría la representación de esa dependencia para romper las cerraduras del edificio de El Heraldo de México y proceder al embargo. La acción legal no se realizó al menos en los plazos anunciados. El martes 27, sin embargo, un grupo de ejecutores —aparentemente del IMSS y del Servicio de Administración Tributaria se presentaron en las instalaciones para iniciar el embargo de los bienes del rotativo. El equipo de la redacción, computadoras, escritorios, teléfonos, copiadoras y otros equipos quedaron inhabilitados; el personal a cargo del embargo realizó un inventario y luego, alrededor de las 23:00 horas, se retiró de las instalaciones del diario, sin llevarse nada, después de un acuerdo con Gutiérrez Vivó.
La explicación del presidente y director general de Diario Monitor, nunca fue clara respecto de lo que la autoridad le reclamaba. El viernes 13 de febrero, finalmente convocó al personal del área administrativa, de Redacción y de talleres, a una reunión que se realizaría la tarde del domingo y en la cual les comunicó el cierre definitivo del periódico y la intervención de sus cuentas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
A los trabajadores, a quienes se les adeuda desde diciembre el pago de sus quincenas se les informó que el 17 de febrero quedaría integrado un fideicomiso con el fin de cumplir con la liquidación de toda la plantilla laboral, lo que supondría el pago total de prestaciones como cuotas de vivienda, seguridad social y ahorro para el retiro. Nadie, hasta hoy, sabe quién es el titular de ese fideicomiso.
Anuncios

5 pensamientos en “La crisis (definitiva) de Monitor IV”

  1. Pobres sindicatos que de nada sirven, solo para cobrar cuotas, eso es lo que más les dolío, ¿ustedes creen que se preocupan de los trabajadores? ja ja, ellos necesitan dinero para sus lideres sindicales que por detras estan recibiendo dinero y planeando su próxima huelga, ustedes saben cuantos acuerdos hay detras de una huelga, y los que jamás se enteran son los trabajadores, ¿que hizo el sindicato contra la deuda de radio centro a monitor? “nada”, pero las dos empresas tienen contratos con el STIRT si hablan de los pagos atrazados, hubieran presionado a radio centro para pagar el adeudo millonario y asi mantener la fuente de trabajo en ambas empresas, pero los sindicatos estan del lado donde hay dinero, asi que todo lo que diga el sindicato sobre monitor es porque ya recibío su chayotazo por parte de radio centro. ¡Quiero que me desmienta el sindicato! ¿se atreverán? claro que no, y si lo hacen lo hacen con su rollo mareador tratando de envolverte y no explicar nada. (todo lo que huele a CTM es peligroso para los trabajadores)

  2. A diez meses de ejercicio del derecho legítimo de huelga, con la empresa Monitor Radio, el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Radio y La Televisión, el Comité Nacional del STIRT puntualiza y fija su postura, ante el doble lenguaje y las dos caras del señor José Gutiérrez Vivó.
    1.- No solo se mantienen las causales jurídicas que sustentaron el estallamiento del conflicto, sino que incluso se han acumulado un sinnúmero de hechos y dichos que reflejan dolo, elusíon critica y cínica de responsabilidades, como lo ha juzgado con sus dos caras (Ideas Radiofónicas SA de CV y Producciones de Radio SA de CV. según convenga), ante la opinión publica, pero sobre todo frente a las autoridades competentes, los diversos dictámenes y laudos en los que las autoridades han dado plena razón a los trabajadores en el reclamo de sus derechos y el pronto pago del adeudo laboral acumulado.
    2.- Como ha quedado claro ante la opinión publica, el “vía crucis” que ha vivido la empresa del señor Gutiérrez Vivó es, en esencia, de naturaleza mercantil y empresarial, siendo el factor laboral y la huelga misma una consecuencia de su pésima gestión empresarial y su insolvencia para cubrir las exigencias que la industria y las leyes vigentes establecen, por lo que, de ningún modo, los trabajadores y su sindicato pueden ser presentados como parte de una conspiración “orquestada”, como ha querido alegar una y otra vez el titular de Monitor para explicar su situación.

    3.-Resulta obligado puntualizar que lo que no admite en toda su dimensión el señor Gutiérrez Vivó es que al momento de estallar la huelga había un adeudo laboral que ascendía a 10 millones de pesos, entre salarios, prestaciones y otras prerrogativas de ley para con 104 trabajadores; esto es, 104 familias que, ante el escenario de precariedad económica, bajo nivel de empleo y bajos salarios, no aceptarían prestarse a un juego conspirativo que ahora sirve de pantalla a la insolvencia económica y ética del empresario.
    4.- El STIRT considera obligado llamar la atención sobre esta ruta asumida por Monitor frente a los trabajadores. En su forma y en su dinámica, esta conducta empresarial no guarda concierto y más bien va en sentido contrario del clima que se está alentando en la industria, para procesar reformas de suyo complejas. Monitor no debe ocultar su realidad de fondo y sobre todo, asumir en su propio espacio y curso legal el fracaso de sus alianzas de inversión o mercantiles, y no pretender que el expediente a la mano sea, por un lado, la politización del reclamo sindical y, por otro, esconderse en la quiebra, la subrogación y otras formas de evasión de los compromisos laborales, que tanto el Contrato-Ley, la Ley Federal del Trabajo y la Constitución amparan y dan la razón al STIRT.

    5.- El STIRT de ninguna manera admite ni admitirá, pasivamente, esta ruta de evasión y considera pertinente que la opinión publica y las propias autoridades tengan presente que, de manera especial, con el señor Gutiérrez Vivó se agotaron todos los mecanismos de negociación, tregua, acuerdos de buena fe, etcétera, llegando al limite que hoy se vive en el cual, por encima de la legitimidad y legalidad de la huelga demostradas y avaladas por las autoridades competentes, este empresario, por la vía de los hechos, pretenda incluso anular la piedra de toque de los derechos laborales, los cuales, precisamente por ello, es un recurso extremo de los trabajadores para defender y hacer valer sus derechos.
    6.- El STIRT hace un llamado a las autoridades competentes y a la propia CIRT, para que dicha conducta no prevalezca y, mucho menos, tome carta de naturalización, en un contexto en el que la industria todos sus actores se han abierto y están ensanchando rutas de mayor entendimiento, concurrencia pactada y una apuesta colectiva por una modernización con equidad entre empresas y grupos, pero sobre todo, con equidad y justicia en las relaciones laborales.

    7.- La creación de empleos con certidumbre y con seguridad constituye la otra vertiente necesaria y complementaria, del reclamo de certidumbre y reglas claras para los inversionistas y los concesionarios. El señor Gutiérrez Vivó está fallando en ambas, con el agravante de que está dilapidando la credibilidad que alguna vez le otorgó la ética y la transparencia que lo legitimaron ante la opinión pública, al negar que con los trabajadores tiene deudas económicas y deudas morales que saldar, sin tergiversar la verdad hasta niveles ofensivos.
    Es tiempo de pagar, de dar la cara y no seguir por la ruta de la huida. Los 104 trabajadores y sus familias pertenecientes al STIRT, no recibirán otro argumento que no sea el pago, pronto y expedito de la empresa Monitor.

    Ricardo Acedo Samaniego

    Comité Nacional y Secretarios Generales del STIRT

  3. se a hablado del fideicomiso,que nadie sabe quien sera la institucion bancaria..,se a hablado de una junta con talleres,administracion y redaccion..y por que no se habla de circulacion que son los repartidores. se a hablado de instalarse un modulo de atencion el cual nunca se a realizado dejando a toda la gente ahi parada sin ninguna atencion por parte del personal cercana a don gutierrez vivo,.pero eso si ya los jefes inmediatos ya no los quieren ahi…quieren dispersarlos a otro lado a donde quieren llevarlos no lo se,.lo sabra don gutierrez o o el a dado esas ordenes.ahi siguen sin que nadie les tomen la nota desde el dia 16[02[09 en que el sr,gutierrez se salio por atras sin dar una explicacion que hasta la fecha puras promesas de que llegara alguien para atenderlos hasta cuando aparecera alguien para atender su peticion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s