El IFE avanza en su descrédito, las televisoras ganan de nuevo

Zócalo 110, abril de 2009
El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) evidenció el desaseo y el “desorden” con el que los miembros del Consejo General del IFE habrían actuado en la sesión del pasado 13 de febrero, y en la cual decidieron sobreseer los procedimientos especiales sancionadores contra TV Azteca y Televisa, por la interrupción de eventos deportivos para colocar bloques de tres y hasta seis minutos de spots de autoridades electorales y partidos políticos, e insertar cortinillas a la entrada de los anuncios que señalaban al IFE como el responsable de la orden de transmisión de dichos promocionales.
Los magistrados calificaron como “increíble” que la simple firma de unas Bases de colaboración entre el Instituto Federal Electoral y la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) diera por concluida la violación de una ley, pues un convenio no debe suplir la investigación de la comisión de una probable falta.
El Tribunal revocó la decisión apoyada por la mayoría de los consejeros, quienes apoyaron los proyectos alternos presentados por Marco Antonio Baños en contra de sancionar a ambas televisoras, envió los expedientes de regreso al IFE y lo emplazó a reponer los procedimientos, entrar al fondo y determinar si TV Azteca y Televisa violaron o no la ley, en lugar de rehuir la discusión.
Más aún, agregó que en el caso de TV Azteca el procedimiento se llevó en forma desordenada e incongruente, pues el propio Instituto no hacía una clara distinción en su resolución entre las personas morales Televisión Azteca S.A. de C.V. y TV Azteca S.A. de C.V., lo que tiró la multa de 2 millones de pesos que se le había impuesto a la empresa por incumplir con la transmisión de las pautas enviadas por el Instituto en el sistema de televisión restringida Sky.
Tratamiento diferenciado
Pero los argumentos del 13 de febrero se repitieron en las sesiones extraordinarias del 13 y 24 de marzo pasados, sólo que esta vez en favor de declarar infundados los procedimientos sancionadores, en beneficio de Televisa y TV Azteca. Macarita Elizondo, Marco Antonio Baños, Marco Gómez Alcántar, Francisco Javier Guerrero, Benito Nacif y Arturo Sánchez argumentaron que sigue sin existir nada en la ley que prohíba a los concesionarios el empaquetamiento de las piezas publicitarias ni anteponer cortinillas de advertencia a la audiencia. La absolución se impuso por mayoría y sólo con el voto en contra de Leonardo Valdés, Virgilio Andrade y Alfredo Figueroa.
Igualmente controversial, el Consejo General había entrado a la discusión, tres días antes, sobre una eventual sanción a Radio UNAM y a la emisora de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, por el incumplimiento de más de 90 por ciento de las pautas entregadas por el IFE. La discusión se centró en su carácter de permisionarios en contraste con los concesionarios, la capacidad económica de unos y otros, la posibilidad de otorgarles a los primeros un tratamiento diferenciado a partir de sus características, la necesidad de reponer los pautados y el riesgo de crear un régimen de excepción.
Dos consejeros, Marco Gómez Alcántar y Virgilio Andrade se manifestaron por una amonestación pública para no dejar constancia de que se pasaba por alto el incumplimiento. Y es que, decía el primero, “si queremos hacer un país de leyes, todos tenemos que cumplir y responder a las obligaciones que están previstas en las mismas… esta autoridad tiene que aplicar y tiene que sancionar sin distingos, sin filias ni fobias; no porque se trate de Televisa, no porque se trate de TV Azteca, sino porque se trata de incumplimientos a la norma”. Al llegar a la votación, y habida cuenta que durante esa madrugada el Comité de Radio y Televisión del IFE estableció principios para la aplicación de criterios especiales para emisoras permisionarias con carácter cultural, educativo y de orientación social, ambos procesos fueron declarados infundados por una mayoría de siete a dos.
Tal hecho sirvió a Gómez Alcántar para afirmar su negativa a una sanción contra las principales empresas de televisión del país. El empaquetamiento de los spots los días 31 de enero y 1 de febrero, explicó, no implicó que dejaran de transmitirse de manera íntegra las pautas ordenadas. “En otras palabras, debemos determinar qué es más grave, el hecho de no transmitir o el de transmitir en bloque… En mi opinión, si esta autoridad no aplica los mismos criterios que aplicó para permisionarios, se vulnerarán los principios rectores de esta institución, pues habremos establecido criterios diferenciados para conductas y obligaciones iguales.”
Y agregó: “Si se aprueba el proyecto (de sanción), corremos el riesgo de convertirnos en autoridad poco seria para nuestros regulados; vulneraríamos el principio de certeza y pondríamos en duda la legalidad. No podemos mandar a los integrantes de la industria de la radio y la televisión el mensaje de que es más rentable no transmitir en absoluto que transmitir en bloque.”

Capital dilapidado
Los consejeros ratificaron la resolución que habían asumido la segunda semana de febrero, pero lo hicieron obligados por el Tribunal Electoral a reponer cada uno de los procedimientos que había dado por concluidos, en detrimento de su credibilidad como órgano.
La Sala Superior del Tribunal enmendó otras decisiones en las últimas semanas. No sólo declaró sin validez el acuerdo de colaboración signado entre el IFE y la CIRT, al encontrar que los consejeros que lo suscribieron carecían de atribuciones jurídicas, sino que también, por orden de los magistrados, el Consejo General se vio forzado a ajustar en sesión extraordinaria la multa de 5.2 millones de pesos que había impuesto a TV Azteca por negarse a transmitir los spots de los partidos políticos y las autoridades electorales en marzo y abril del año pasado, dejando la sanción en 2 millones 220 mil pesos.
Al declarar infundadas las quejas contra las televisoras y las emisoras universitarias, el IFE implícitamente habría dado a concesionarios y permisionarios aval para usar cortinillas y empaquetar spots —el mismo convenio con la CIRT queda sin materia bajo ese supuesto—. Más aún: el 20 de febrero los consejeros multaron a Televisa y TV Azteca con más de 4.2 millones de pesos por no transmitir un total de 64 spots, pero después perdonaron a Radio UNAM por incurrir en la misma conducta, dado que se trataba de un medio público. La lógica dicta que el TEPJF no ha hecho su última observación al trabajo del IFE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s