Archivo de la categoría: Todo lo demás

Federico Arreola y su repugnante periodismo

Federico Arreola miente. Es su negocio. Si consideraciones como la verdad, la ética o la decencia se interponen en la rentabilidad de lo que hace, se deshace de ellos. Desde los distintos espacios que ha ocupado en los medios ha elogiado a los poderosos en turno y ha puesto su pluma al servicio de muchos porque como él mismo admitió después de entregarle a Marta Sahagún la cabeza del director de Milenio Diario, Raymundo Riva Palacio, se arrastra para vender publicidad (Milenio, 2 e febrero de 2002).
Cuando Andrés Manuel López Obrador despuntaba en las encuestas de cara a la elección presidencial de 2006, Arreola vio la suya y comenzó a encontrar en él las mismas cualidades de estadista, el liderazgo y la austeridad que en su momento decía reconocer en Carlos Salinas, Vicente Fox y Ernesto Zedillo respectivamente. Pese a la derrota, al regiomontano le ha ido bien: tras haber sido echado de Milenio, capturó para sus intereses el blog conocido como el Sendero del Peje, que millones de lopezobradoristas usaban para descargar su frustración y lo volvió un sitio de noticias del cual es director; se hizo también en director del semanario El Chamuco y más recientemente estableció un convenio con La Jornada para distribuir en México el diario español Público.
El pasado 19 de diciembre, después del enfrentamiento con la Armada en el que fue asesinado el narcotraficante Arturo Beltrán Leya, Arreola escribió que con la exhibición del cuerpo ensangrentado y cubierto de billetes, el gobierno federal se había colocado al nivel de las mafias del narcotráfico: “Por brutal, cruel y delincuente que haya sido en vida, Arturo Beltrán Leyva no merecía ser exhibido de esa forma. Los derechos humanos de todos deben ser respetados. Si el gobierno no lo hace, pobre gobierno. Miserable gobierno”.
Su doble estándar asomó de nueva cuenta la mañana del pasado lunes 25 cuando Salvador Cabañas, jugador del club de futbol América, fue baleado en un bar del sur de la ciudad. Lejos de lo que el sujeto escribió en su columna del martes, su sitio en internet SDP Noticias no publicó “la noticia de que Salvador Cabañas había sido agredido en el Bar Bar”. No. Contra la ética más elemental y sin respeto por la persona y sus familiares, publicó como noticia un vergonzoso rumor que daba por muerto al futbolista, con una fotografía de la agencia Cuartoscuro (que hoy se asegura fue tomada por un paramédico que la vendió en miles de pesos) que mostraba a éste tendido en el piso, sangrante después de haber recibido un disparo en la cabeza.
Aunque semanas antes había calificado de miserable la publicación de una fotografía similar, Arreola defendió esta vez el valor periodístico de la imagen, la cual cambió horas después cuando el nivel de indignación entre los lectores había crecido en una proporción que ni siquiera él imaginaba. Más aún, aunque intentó responsabilizar al sitio Medio Tiempo de la información sobre la muerte de Cabañas, lo cierto es que su medio había difundido el rumor al menos tres horas antes.
Su interés, pues, no es la información. Arreola usa la fachada de periodista para trabar alianzas, obtener beneficios económicos y cobrar facturas. Como puede leerse en su columna, lo importante es la influencia, los cientos de miles de visitas a la página, lo que dicen los certificadores de internet, sin importar a quien se dañe. Hoy, desmemoriado, defiende el profesionalismo de los medios que deciden hacer pública una fotografía agraviante, cuando antes hablaba de derechos humanos y respeto. Miserable, eso es.

Mexicanos al grito de guerra…

“Qué es más vergonzoso, su sombrero o lo que él puede contagiarte, asegúrate de no volver a casa con algún souvenir no deseado”. Ésta es la frase que puede leerse en un cartel de la ONG inglesa Marie Stopes International, como parte de una campaña para hacer conciencia entre los británicos sobre los riesgos de contraer enfermedades de transmisión sexual durante una de esas aventuras que muchos van buscando en sus viajes. El cartel es muy desafortunado, sin duda, pues muestra a un tipo que habría pasado por México, pero al menos no parece haber dolo de la organización, que ya pidió disculpas y la cual además de la buena reputación con que cuenta explicó que se trata de una campaña lanzada en 2004. De modo que habrá que serenarse antes de empezar a mentar madres en los programas matutinos, no envolverse en la bandera y honrar nuestro catálogo de frases hechas que dicen que somos “un pueblo amistoso y hospitalario”.
*Saludos a Luz Romano, quien mandó la nota desde Londres para Reforma y que se nos fue hace tiempo para allá, buscando mejorar la raza.

El oficio de reportero en la tragedia de Perú

En México, el periodismo televisivo es algo peculiar. Conflictos bélicos y desastres naturales son cubiertos por los reporteros que cubren la nota diaria. Cuando las hostilidades han cesado o las aguas han vuelto a su nivel, el titular del noticiario estelar de la televisora en cuestión (llámese Joaquín López Dóriga o Javier Alatorre) aparece en el lugar para documentar el desastre, lo que pasados unos meses le merece un premio por una cobertura que en realidad hicieron otros.
La tragedia ocasionada por el terremoto del miércoles en el centro y sur del Perú está siendo contada por un ejército de reporteros nacionales y corresponsales que han tenido que habérselas en medio de la confusión para dar números sobre la magnitud de los daños y las pérdidas.
Fernando Llanos, del noticiario 24 Horas, de Panamericana Television, realizaba un reportaje en Miraflores, en el octavo piso de un edificio de departamentos, que aludía al 30 aniversario de la muerte de Elvis Presley, cuando el movimiento de 7.9 grados en la escala de Richter comenzó. El periodista y su camarógrafo, Hernán Zavala, tienen la calma para mantener la toma fija y narrar el momento.
Son las amargas fortunas que a veces afrontan los reporteros en la calle, las mismas que envidian los periodistas de foro televisivo, esos que escriben columnas reporteando chismes en los restaurantes caros frecuentados por la clase política.

Secuestran a Alejandro Aura… bueno a su blog

El pasado 31 de julio el blog del escritor mexicano Alejandro Aura fue atacado por un grupo de activistas colombianos que se hacen llamar País Bizarro y que paradójicamente defienden la libertad, borrando de un plumazo los textos que Aura había recopilado en ese espacio virtual, secuestrando de paso su cuenta de correo. Todo —dicen ellos— por comunista.
El buen Alejandro ha abierto un nuevo espacio en el que, para comenzar, confiesa: “La verdad es que sentí horrible de quedarme sin mi página sin ninguna razón, por la alevosía de unos braveros que pasan por ahí golpeando a quien se encuentran con el único argumento de que pueden hacerlo a mansalva y con impunidad”.
Sin las herramientas necesarias para entrar en una lucha contra quien no escucha y además exhibe su nada envidiable capacidad de joder a otros vía internet, el poeta ha decidido blindarse:

Nos blindaremos con lino, con algodón, con lodito; mejor: con el ropaje de ustedes.

eN mEdio en WordPress

Después de probar durante algunos meses los servicios de WordPress en cuanto a su gestión de blogs, sus elegantes plantillas, su diseño dinámico y sus numerosas limitantes, este servidor ha decidido experimentar, meterse un poco más y mirar las posibilidades que este servicio puede ofrecer. Sin abandonar esta bitácora, hoy quedó abierto enmedio.wordpress.com, donde podrán leer los mismos contenidos que aquí, abriendo la opción de migrar definitivamente a esa dirección. Quédense con el que más les guste.