Archivo de la etiqueta: PVEM

Publirreportajes y portadas a la venta

La promoción política bajo la forma de (antes indistinguibles) notas pagadas no exhibe, como se piensa, el fracaso de la reforma electoral de 2007 que buscaba cerrar el paso al uso de dinero público para financiar proyectos políticos que terminan volviéndose negocios personales y familiares. Evidencia, en todo caso, la nula ética de los dueños de medios que de tanto en tanto llenan páginas de textos indignados ante el abuso de poder o se jactan de poner al descubierto actos de corrupción.
Los publirreportajes del Partido Verde Ecologista de México insertados recientemente en las páginas de TV y Novelas como parte de un paquete que incluyó cientos de spots disfrazados de publicidad de la revista, se replicaron de manera aún más lamentable en algunos semanarios políticos de baja lectura que accedieron a venderle a ese mismo partido su portada y más aún, a convertirse en cómplices de la compra ilegal de propaganda política por parte de ese instituto, disfrazada de oferta periodística.
No extraña que Vértigo lo haga, considerando que para el Grupo Salinas la revista no es más que un instrumento para amplificar diatribas, hacer relaciones públicas con lo gobiernos estatales y federal, cobros de facturas o el impulso interesado de algunos temas. Sus ventas efectivas son hasta 25 veces menores a las de revistas como Proceso, pero en este caso entra en juego otro factor: Ninfa Salinas Sada, hija del dueño de Tv Azteca, encabeza la lista de plurinominales del PVEM en la Cuarta Circunscripción.
Cambio, la aventura editorial de 2001 que buscaba ser extensión de aquella revista de Gabriel García Márquez y Roberto Pombo, murió prematuramente para reencarnar en un ser inferior, en manos del Grupo MAC, como abierta practicante de un periodismo gacetillero. En su número 363, del 12 de abril de 2009, la publicación no sólo sirvió de vitrina del talento como estadista del presidente de Nueva Alianza, Jorge Kahwagi, sino que convirtió a ese partido, en una sola línea, en la cuarta fuerza política del país (ver imagen).
Curiosamente, luego de que el Partido Verde abrió la cartera, en su más reciente edición del 28 de junio, el análisis político de Cambio no sólo ya no se acuerda de Nueva Alianza, sino que prácticamente ve al PVEM convertido en tercera fuerza. Claro, todo esto destacado en portada.
La sospecha sobre una posible venta de publirreportajes queda reforzada de la transmisión atípica de un spot televisivo supuestamente pagado por el semanario, en el que se escucha: “El Partido Verde podría desbancar al PRD de la tercera fuerza nacional. ¿Qué fue? ¿La pena de muerte a secuestradores o la propuesta del Verde de que si el gobierno no te da las medicinas o la educación que te mereces que te los pague? Los bonos de educación y los vales para medicinas ya son una realidad en países como Chile y Argentina”.
Cuánto tardará para que ese periodismo en renta se desgarre las vestiduras dedicando alguna portada al despilfarro de los partidos en las campañas o censuren el uso de los partidos como negocio. veremos.

Una actuación, el apoyo al PVEM y la pena de muerte

Sin margen a equívocos, el pasado viernes, el actor Raúl Araiza dijo en una entrevista radiofónica que no está de acuerdo con la pena de muerte, que parece apoyar en los anuncios políticos del Partido Verde Ecologista de México. De hecho, admitió que fue escogido a través de un casting realizado entre integrantes del elenco de Televisa.
“Dentro de un focus de audición grande de actores, me escogieron a mí y a Mayte (Perroni). Así como si me hubieran escogido Coca-Cola o Marinela, ese es el mismo proceso como actor, como imagen. No tanto meterme a fondo en cuestiones ya políticas, ni representar a fondo a nadie”, explicó.
Sobre el tema en específico de la pena de muerte, el actor, quien admite generalmente haberse abstenido de votar y no entender ni siquiera qué es la Suprema Corte de Justicia de la Nación —que según la propuesta del PVEM sería la que otorgaría la penalidad— consideró: “Imagínate cuántos inocentes podrían perder la vida. Entonces yo no estoy a favor, esto es un castigo más que una solución”.
Con sus declaraciones aparentemente Araiza habría violado el convenio entre Televisa y el Partido Verde, por lo que fue obligado a desdecirse y aparecer en una improvisada conferencia con la diputada Gloria Lavara donde expresó que siempre sí, “yo sí estoy a favor de la pena de muerte, que quede bien claro; yo y 70 millones más de mexicanos”.
Además de admitir que no tiene idea de quiénes son los candidatos de su partido que contenderán este 5 de julio por su distrito, el conductor negó tener un contrato comercial con el PVEM o haber recibido dinero de ese partido por los spots y los publirreportajes insertados en la revista TV y Novelas que se hicieron pasar como entrevistas (lo cual fue sancionado por el IFE el 26 de junio).
Si no un buen actor, Araiza es un estupendo improvisador para montar en horas un papel de agraviado, acusar a los medios de descontextualizar sus dichos y aun para considerarse rehén del “pleito personal” de Carmen Aristegui con Televisa. Lo que no deja de parecer extraño es que si el del Verde fue un casting más, como otros que hacen para comerciales de galletas y refrescos, no hayan existido sobre la mesa varios miles de pesos para el ganador. Alguien ahí está cometiendo un fraude fiscal.

Otros medios ayudan al PVEM a violar la ley

Como parte de la venta de espacios publicitarios a partidos políticos realizada fuera de la ley, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) logró colocar en la revista Tv y Novelas una entrevista con el actor Raúl Araiza —quien junto con la cantante (?) actriz (?) Maite Perroni es la imagen de los spots electorales del partido de la familia González— en la que explica por qué apoya las propuestas del bono educativo, el vale para medicinas y la pena de muerte para secuestradores y asesinos.
El paquete publicitario, hábilmente construido para burlar las restricciones en la ley electoral, que prohíben a los partidos contratar pautas publicitarias en radio y televisión, le ha permitido también al Verde hacer una campaña desleal e insertar numerosos spots adicionales a los que coloca cada hora el IFE disfrazados como anuncio de revista. De tal manera, en las frecuencias de Televisa, pueden verse varias veces cada hora —ya no de manera aislada— los supuestos anuncios comerciales de Tv y Novelas en los que únicamente se destacan las convicciones políticas de Araiza como la oferta más interesante de estas dos semanas.
Aun cuando el partido afirma que Maite Perroni y Raúl Araiza en ningún momento han sido contratados por este instituto político, sino que se éstos acercaron por convicción, y luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación abrió la puerta a la publicidad difrazada de ese mismo partido, en los hechos podrían estarse configurando delitos electorales que la autoridad tendría obligación de atender, así como una posible evasión fiscal de los entusiastas actores que tan activamente promueven el voto verde.